Sillapilable | Mobiliario de aulas y oficinas

931 641 795

Lunes a Viernes
de 9 a 14 h

931 641 795

Lunes a Viernes
de 9 a 14 h

Cuando se trata de utilizar sillas de formación, es importante que estas estén correctamente ajustadas para garantizar la comodidad y seguridad de todos los usuarios. La mayoría de las sillas de academia tienen múltiples ajustes para adaptarse a diferentes usuarios y posturas. 

A continuación os dejamos los ajustes más importantes de tu silla:

Ajuste de la altura del asiento

El primer ajuste a realizar es sobre la altura del asiento. Para ajustarla, el usuario debe sentarse en la silla con los pies planos en el suelo. La altura del asiento se ajusta mediante una palanca debajo del asiento. Asegúrate de que los pies del usuario estén apoyados firmemente en el suelo y que las rodillas estén alineadas con las caderas. Si el asiento es demasiado alto, los pies pueden colgar en el aire y si es demasiado bajo, se ejercerá presión en la parte inferior de la espalda. Para escoger una silla adecuada para personas altas, será fundamental que disponga de ajuste de altura para evitar problemas de salud y promover una postura correcta. 

Ajuste del respaldo

El respaldo de la silla debe ajustarse para soportar la curva natural de la columna vertebral y para mantener una postura correcta, evitando problemas de espalda. Para ajustar el respaldo de la silla de formación, el usuario debe sentarse en la silla con la espalda recta y los hombros relajados. El respaldo se ajusta mediante una palanca en la parte inferior de la silla. Asegúrate de que el respaldo esté en la posición correcta para la curva natural de la columna vertebral del usuario. Si el respaldo es demasiado alto o demasiado bajo, puede causar tensión en la espalda o el cuello.

Ajuste de los reposabrazos

Los reposabrazos deben estar ajustados a la altura correcta para que los brazos estén alineados con los hombros y los codos estén en un ángulo de 90 grados. Para ajustar los reposabrazos, el usuario debe sentarse en la silla con los brazos apoyados en dichos elementos. Los reposabrazos se ajustan mediante una palanca o botón que está presente en la parte inferior de la pieza en cuestión, siempre que sean móviles y no fijos. Asegúrate de que los reposabrazos estén a la altura correcta para que los brazos del usuario descansen cómodamente. Si los reposabrazos están demasiado bajos, el usuario puede tener dolor en los hombros y si están demasiado altos, pueden causar tensión en el cuello.

Ajuste de la profundidad del asiento

La profundidad del asiento debe ser ajustada para que el usuario tenga suficiente espacio para sentarse cómodamente. Para ajustarla, el usuario debe sentarse en la silla con la espalda recta y los pies planos en el suelo. La profundidad del asiento se ajusta mediante una palanca en la parte inferior de la silla. Asegúrate de que el asiento esté a la profundidad correcta para que el usuario tenga suficiente espacio para sentarse cómodamente. Si el asiento es demasiado profundo, puede ejercer presión en la parte posterior de las rodillas y si es demasiado corto, no proporcionará suficiente soporte para los muslos.

La importancia de ajustar las sillas de formación

Ajustar correctamente las sillas de academia es esencial para garantizar la comodidad y seguridad de los usuarios. La altura del asiento, el respaldo, los reposabrazos, la profundidad del asiento y la inclinación del asiento son ajustes importantes que deben hacerse para adaptarse a diferentes usuarios y posturas. Al ajustar las sillas de formación de manera adecuada, los usuarios pueden trabajar de manera más cómoda y productiva. Además, reducirá el riesgo de lesiones y dolores de espalda a largo plazo.

Es importante tener en cuenta que las sillas para centros formativos no son todas iguales, por lo que puede haber algunas diferencias en la forma en que se ajustan. Por lo tanto, es importante leer las instrucciones del fabricante para saber cómo ajustar correctamente la silla de academia en particular que se está utilizando. Las sillas adecuadas pueden aumentar el rendimiento debido a la comodidad y concentración de los usuarios.

Se debe tomar el tiempo que se vea necesario para ajustar correctamente las sillas porque puede mejorar significativamente la experiencia de trabajo de los usuarios. Al adaptarse a diferentes usuarios y posturas, las sillas de academia pueden ayudar a prevenir lesiones y dolores de espalda a largo plazo, y mejorar la comodidad y la productividad de los usuarios. Si tienes dudas sobre cómo ajustar tu silla de formación correctamente, consulta las instrucciones del fabricante o ponte en contacto con un profesional en ergonomía para obtener ayuda.