Archivos del blog
Últimos comentarios
Sin comentarios
Búsqueda de blogs

La importancia de una buena zona de estudio

Publicado en8 Mes hace
Favorito0
La importancia de una buena zona de estudio

Ocurre, con demasiada frecuencia, que no prestamos mucha atención a la zona de estudio en la que acabamos pasando muchas horas “hincando los codos”. Conviene acondicionar de manera adecuada el espacio para lograr las mínimas distracciones posibles, y por lo tanto, la máxima concentración.

Podemos decir que hay por lo menos 3 características clave que conviene tener muy en cuenta:

  1. El espacio y su distribución: crea un espacio diferenciado.

Lo ideal es poder tener una habitación específica, aislada del resto, para poder estudiar, pero si eso no es posible, por lo menos sí es importante conseguir diferenciar la zona de estudio del resto de la habitación.

En esta zona, la superficie de trabajo debe ser lo más amplia posible sin elementos que entorpezcan la movilidad, dejando tan sólo al alcance los de uso habitual. Es importante también mantener el ambiente un poco fresco y ventilado, te mantendrá alerta. Un ambiente demasiado cálido puede darte sueño más fácilmente.

 

  1. La iluminación: acércate a las ventanas.

La luz natural es un gran aliado para conseguir una buena concentración. Por encima de todo, deberías tener en cuenta la iluminación natural de la que dispones en la estancia y sacarle provecho, así que, de ser posible, pon la mesa junto a la ventana para aprovechar al máximo esa entrada de luz y potenciar tu zona de estudio.

Si estudias con tu ordenador, colócalo de manera que evites los reflejos de pantalla, y si la superficie de estudio es el papel, instala una lámpara que incida directamente sobre este.

Cuida que no te dé la luz en la cara, y evita las sombras sobre el texto. Debido a que la luz natural es variable y tiene una duración determinada, conseguir una adecuada combinación de luz natural y artificial es clave. Procura que en todo momento el resultado no sea una luz demasiado tenue, ya que te fatigaría la vista más rápido.

 

  1. El mobiliario: ergonomía, ergonomía y ergonomía.

La silla y el escritorio también contribuirán a una mala concentración, si no son los adecuados. Una silla de estudio, por supuesto debe ser ergonómica y regulable en altura y respaldo. La elección de la silla de estudio es fundamental, debe considerarse como una herramienta clave por qué será nuestra gran aliada durante muchas, muchas horas.

Elegir un modelo ergonómico y confortable será la mejor opción para asegurar una postura cómoda que nos evite molestias en la espalda, sobre todo en las zonas lumbares. Esta situación acaba pasando factura y puede desviar demasiadas veces la atención del estudio, y por lo tanto provocar distracción.

La elección de la mesa de estudio es también muy importante, la silla debe poder adaptarse a esta, pero también existen escritorios regulables en altura para lograr un mejor rendimiento.

Finalmente, debemos adoptar siempre una postura saludable, sentarnos correctamente. Esto afecta directamente en nuestra columna, cuello, cervicales y extremidades. Debemos realizar pequeños intervalos de descanso y estiramientos. Descansar hombros y cervicales es necesario para evitar lesiones. En general, debemos adoptar una postura relajada para evitar tensiones en nuestro cuerpo.

Accesorios
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Ajustes

Compartir

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse